Seguidores

jueves, 23 de junio de 2011

Aprendiendo a ser si ser



Aprendiendo a ser sin ser.
a oír sin escuchar,
a sonreír entre sombras,
a llorar en mil alcobas,
a amar a mil por hora,
a perdonar pero ya no recuerdo porque.

Aprendiendo a volar,
sobre las mariquitas rojinegras,
sobre las mariposas multiaromaticas,
sobre los caballos blancos que vuelan,
sobre los sueños bellos que nos hacen gozar,
que nos hacen sentir,
que nos hacen vibrar.

Aprendiendo a ser cabal,
a ser elástico ante los compromisos,
a ser sumiso ante el matrimonio,
a ser comprensivo ante mi soledad,
ante mi destino,
ante mi dulce y hermosa verdad.

Aprendiendo a componer versos,
versos que ríen aunque parecen que lloran,
versos que se parecen pero ya no son lo mismo sin ti,
versos que se desploman, por su contenido sentimental,
versos que ya no son versos,
porque se han olvidado de rimar.

Aprendiendo de lo aprendido,
abriendo el filón de las experiencias,
la mina de lo sacado,
la veta de todo lo que he querido.

Aprendiendo a civilizar,
mis frases cortas con pensamientos largos,
la mala ira, la mala uva,
el mal genio consagrado y la madre que lo parió.

Aprendiendo a acabar,
a terminar de decir.
a comprender lo irreal
a deletrear con tu mirada,
a componer con tu sonrisa.

Autor: Fco. Peiró Gimenez
© Todos los derechos reservados-

2 comentarios:

Omar(deletrasarte) dijo...

Entre el bochorno del momento en que vivimos, entre fragmentos de piel que se exparcen cuan autocrítica, la inteligente confesión de un gran ser humano, que piensa, que hace, que ama.
Muy bueno amigo, saludos desde Uruguay

Francisco Peiró GImenez dijo...

Gracias Omar, un placer compartir contigo, abrazos