Seguidores

viernes, 5 de febrero de 2010

Hoy es tiempo de silencio




Hoy es tiempo de silencio,
tiempo de morir,
tiempo de plantar huertos,
tiempo de decir nonadas,
tiempo de esculpir palacios,
de leer al Greco entre sus pinceladas,
de pintar el alma con el arco iris.

Tiempo de hablar a los muertos,
de entender a los vivos,
de vivir más despacio que el tiempo,
de vivir más deprisa que el desaliento.

Tiempo de murmurar,
de ser río, de ser galán,
de ser paisaje,
tiempo de ser, de estar, de burbujear,
de comparecer, de establecer, de confiar.

Hoy es el momento que vale más que un silencio,
tiempo de hablar de nuestros temores,
tiempo de tocar el la mayor,
tiempo de ser un gran estratega,
un gran adversario, un buen anfitrión.

Hoy es tiempo de calma,
de capa terrestre, de células madres,
de tecnología eólica.

De molinos que se conviertan en gigantes,
de agua que se ha transformado en fino vino.

Hoy es tiempo de multiplicar las panes y el agua,
la carne y los peces,
de sustituir el hambre por la saciedad,
de cambiar las banderas de colores,
por banderas blancas.

Hoy es tiempo de rendir,
de rendir homenaje a los vivos,
a los muertos, a los que creen, a los que no creen,
a los desnudos, a los benditos,
a los vestidos, a los sufridores,
a los que nos conocen, a los que nunca nos han conocido,
a los que aman y a los que aun están en ello,
autor: Fco. Peiró

2 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Que delicia el silencio. Que hermoso tu poema. Un "homenaje" a la poesía.
Cariños!

Francisco Peiró dijo...

Gracias sol por tu comentario,
te envio un abrazo, cuidate