Seguidores

viernes, 22 de octubre de 2010

Todo es tan breve


Todo es humo que se disipa,
aire que muere,
vida que mata,
longitud que se extiende,
horario que nos marca,
sensaciones que se repiten,
alegrías que siguen muy cerca del alma.

Y en mitad de la nada,

surge la duda, la hipocresía,
y los fantasmas de nuestros pasados,
cabalgan en un Apocalipsis de nostalgias.

Estamos aquí, fuimos amados

o creímos ser amados,
el amor, la fantasía, mas esa dulce mentira,
que nos arropa,
que nos acuna,
que nos ayuda a crecer,
creyendo en hadas que viven en árboles,
en príncipes o princesas,
que tienen que venir,
en duques y duquesas,
que nos den que nos quiten,
que nos amen que nos abracen.

Y todo es tan breve,

como un presente sin pasado,
como un futuro sin valores,
como un presente sin motivación.

Las lagrimas surgen de tus ojos,

mientras una sonrisa de consuelo,
se dispara de tus labios.

Porque tienes miedo a amar,

porque crees que dominas la soledad,
porque crees que el principio es el final,
porque crees que el final es lo mismo que el principio.

Al final todo se deduce,
a un fresco desnudo,
de ámbar color y textura firme,
en unas pinceladas de fe,
que duda sus trazos,
en el lienzo de la vida.

autor: Fco. Peiró Gimenez

© Todos los derechos reservados

4 comentarios:

Fran dijo...

Qué bien pintas la melancolía, amigo

Ana Galindo dijo...

Maravilloso poema de espera, de lucha, de paciencia, de incertidumbre, de esperanza...
Me encanta.
Abrazos

Francisco Peiró dijo...

Gracias amigo fran
es un placer pintarlas con las acuarelas
que nos dan la vida sobre el lienzo del pensamiento
abrazos

Francisco Peiró dijo...

Gracias ana galindo,
lo cierto es que muchas veces, leo mis poemas
y hay algunos que me sobrepasan, tanto que dudo
haberlos escritos yo,
besos