Seguidores

viernes, 1 de octubre de 2010

Soy el duplicado de mi


Soy la sombra que oscurece la luz.

Soy el martillo que picotea entre horas.

Soy el macizo reloj, sin ser de oro.

Soy el vaipas de un romántico corazón.

Soy la ubre de la vaca cargada de leche materna.

Soy la locura servida en bandeja.

Soy la clásica palabra con patillas del rock and rock.

Soy la pésima oración, con bonito final que dice amen.

Soy el triplicado en su origen.

Soy el típico momento cargado de regalos.

Soy la lucidez colocada.

Soy el padrenuestro de la madre vuestra.

Soy un blasfemo tirando por lo ateo.

Soy el orador con pelos y señales.

Soy un tímido prepotente desvergonzado.

Soy la calidad rebajada, en su precio injusto.

Soy una parte de cal y la otra de azúcar moreno.

Soy la capital de mi risa, la provincia de mis llantos,
la región de mi intelecto, la ciudad de mi alma,
la casa de las mentiras, albergado en mi propia realidad.

Soy el final de un cuento, el principio de érase una vez.


Autor: Fco. Peiró Gimenez
© Todos los derechos reservados

2 comentarios:

Patricia Fuentes M. dijo...

Eres un todo convertido en letras.
Bello tu poema Francisco.
Saludos.
LO MEJOR DE MI ESTA AQUÍ *

Francisco Peiró dijo...

Gracias Patricia
lo cierto es que la experiencia
que me ha dado la vida bueno y malo
han servido para sacar mis letras
a flote de los sueños y la magia
de las estrellas
besos