Seguidores

sábado, 2 de abril de 2011

Comentario de Prensamerica D. Roberto Gonzalez




De la pagina http://clepsidra.ning.com
A las 6:04pm del abril 2, 2011, Roberto González / Prensamérica© dijo... CRÍTICA A : “ANTES QUE LA MUERTE BESE MI OSADÍA”.
Alguien dijo por ahí: “Es un poema raro”, luego de leer este buen trabajo de Peiró que es “Antes que la muerte bese mi osadía”, escrito con inteligencia y sensibilidad por Francisco Peiró Jiménez. (Compañero escritor de lujo).
No es exactamente un poema “raro”, aunque sí podemos definirlo como una rareza entre la cantidad de poemas selectos que nos llegan hoy a la Familia Clepsidra; es que en “Antes que la muerte bese mi osadía” hay una habilidosa suma entre el buen humor y el aquejamiento, entre el drama bien hilvanado y la humorada inquisitiva.
A lo anterior, agreguen un afinado instinto crítico sobre las fórmulas laborales en el capitalismo emocional, donde –según el poema– la ausencia de solidaridad impera en las relaciones de pasado y futuro fatalista de Peiró y el despido de los tequieros se da como canto de gallo en una granja: en cualquier momento y sin estima humana.
No en vano, tenemos la presencia del brillante escritor Francisco Peiró, quien se ajusta a su personaje como el hilo al ojo de la aguja, entre su talento histriónico y su grata presencia de galán.
Peiró encarna al personaje que presiente su tragedia inminente, tipo experto en reducciones, quien se pasa en viajes constantes al futuro que no es broma. Hay un momento en que él está por ganar en la vida aunque la vida le susurra al oído que la partida está a la vuelta de la esquina y que él no ha savido amar…
Destaca –en este poema– el diseño de la planificación, fórmula exacta de un producto en un horizonte pronto a arrugarse tan bueno como apetitoso. El planteamiento de las situaciones está en el justo compás del poema (cálculo de tiempos), con un punto de giro que –realmente– sacude a los lectores tanto como al personaje principal.
Con precisión de relojero, ahí reside la fuerza de “Antes que la muerte bese mi osadía”: en la estructura lógica de sus ideas y en lo específico de su tema (la argumentación no se anda por las ramas ni en vacíos conceptuales).
A las 6:04pm del abril 2, 2011, Roberto González / Prensamérica© dijo...
Aún más, si la miramos con cuidado, “Antes que la muerte bese mi osadía” busca acercarse a la esencia de una existencia llevada a la carrera y a punto de quebrarse: estos no son monigotes, es un universo de seres humanos en medio de sus propias alegrías, contradicciones y penas.
La prisa de Peiró por engullir los besos y espalda desnuda contribuye con agilidad a la fusión de los distintos sentimientos en juego en este equilibrado poema; su imaginación también tiene el ojo oportuno para acercarnos a los acontecimientos y para dar fuerza al movimiento de los personajes dentro del cuadro de “Antes que la muerte bese mi osadía”.
Es así como –de este poema– se puede decir lo que el poeta romántico Coleridge decía a propósito de Shakespeare: “Su humor tiende al desarrollo de lo trágico”; aquí no hay derroche de tecnología que manipule al espectador ni terceras dimensiones que lo distraigan del alma de la narración.
Podemos resumir con estas palabras: “Antes que la muerte bese mi osadía” es poesía técnicamente pulcra, visualmente agradable, bien refinada, mejor narrada, de calidad atípica dentro del escenario de Clepsidra Internacional y con esa mirada personal del mejor escritor romántico que he leído y que une todos esos factores.
Roberto González Short - Costa Rica -Prensamerica@Univision.com

4 comentarios:

bel dijo...

Desde luego nos encontramos ante un personaje que destaca por su talento y humanidad.
Felicidades Francisco Peiró.

Francisco Peiró dijo...

Gracias Bel
un placer compartirlo
abrazos

Magda Jardí dijo...

Querido Francisco,en muchas ocasiones te he dicho que eras genial y creo que me quedo corta,no dejes nunca de seguir tu estrella colorida,te llevará muy lejos,con tu fuerza y carisma conseguirás tus sueños,no cambies nunca.Enhorabuena y mucha suerte
Besos sinceros

Francisco Peiró dijo...

Gracias amiga Magda intento no cambier, pero la
vida es un viento que muchas veces se vuelve remolino, aunque mi esencia interior siempre será la fuente que mueva mis liquidos pensamientos cuando alzo mis escritos con fantasia de hoy y
recuerdos del ayer
besos de luz