Seguidores

sábado, 5 de febrero de 2011

Estoy aqui, aunque aun no se tu nombre


Estoy aquí, aburrido, cansado y perplejo.

lleno de eucaristía,
ateo como el mejor,
bíblico en mis movimientos,
mimo en mis miradas,
agridulce en mi descomposición.

Porque no soy,

mas cuerpo que alma,
ni mas pensamiento que idea,
porque mis ojos hoy son verdes,
mañana cuencos vacíos que cambian su amistoso color.

Mis palabras son deleites para locos,

dulces para damiselas,
dardos para los intelectuales,
locuras para los muy cuerdos,
burradas para los no humorísticos,
dentelladas para los que no me quieren,
o no me saben entender.

Porque no soy más palabra que oración,

ni un número que cuadre al céntimo,
ni una unidad seguida de ceros insignificante,
aunque ellos ignoren que multiplican.

Mis palabras son el aceite para los labios,

el ungüento que masajea el occipital,
la treta que hace un pulso a la maña,
la izquierda que hoy esta de derechas,
el centro que se desvirtúa en la jugada.

Porque soy la escritura borrosa

con ideas claras.

Porque soy un elefante amarillo,

que aspira a ser azul cielo
que se recomcoe a ser un color imaginario,
que de más belleza a tu belleza, si existe.

Autor: Fco Peiró Gimenez

© Todos los derechos registrados

2 comentarios:

Clara Schoenborn dijo...

Excelente Francisco.Desbordado de imágenes. Me encantó.

Francisco Peiró dijo...

Gracias Clara,
lo cierto que muchas veces, ni yo mismo puedo creer que salgan estas palabras de mi mente,
pero me hace feliz que vosotros me las valoreis
ya que sin vuestros comentarios no cobrarian vida
besos