Seguidores

viernes, 4 de junio de 2010

Idem de idem



Pueblos que se erosionan entre sus ruinas.
habitantes que huyen a la ciudad y de sus mentes,
a otros mundos, a otras historias, a otros cauces.

Pueblos blancos sobre arrecifes que tocan al mar,
sobre costas saladas, que miran al norte.

Pueblos que ya no son pueblos,
que ha evolucionado a ciudades,
que han perdido su firma, su razón, el rostro de su esfinge,
el trazo de sus ideas…..

Pueblos que saben a rosas y huelen a estiércol,
que desvanecen y despiertan,
que enriquecen su silueta sobre la geografía de un bosque,
que se aprietan entre sus casas,
junto al calor de hogar,
abrigando sus miedos,
avivando sus sueños.
tiznando su rostro con sombras de dudas,
con sombras de penas.

Y luego esta, el polivalente, el pluscuamperfecto,
el bebe llorón, el alma en pena, la perita en dulce,
y esa pena penita en pena,
que como canción pase, pero como poema da mucha pena.

Pueblos blancos colgados de sus barrancos,
conchas marineras,
que aun encierran el sonido del mar,
y alguna perlas yacen ocultas tras los visillos,
con esas ostras que van y vienen,
circulando a doble ancho,
y a estrecho entendimiento.

Se me va la olla se me va la vida, se me va la pena,
con todo lo que produzco cuando escribo,
alivio de mis temores,
endulzamiento de mis sabores,
ese mal estar, ese no vivir, ese que se yo……..

Y luego están,
esos hierros candentes, que les llaman libertad,
esa pandilla de chirigotas,
que no sueltan ni gota, ni tan siquiera para mear.

Esos desaprensivos, hijos de hienas,
amantes de lo suyo, capitalistas de lo nuestro,
prepotentes y occidentales unos,
activistas y revolucionarios otros,
que su excusa por matar le llaman libertad,
que su excusa es no estar, porque así son las reglas de la vida.

Autor: Fco. Peiró

© Todos los derechos reservados

1 comentario:

Esencia dijo...

Voy leyendo y maravillándome con tu versar... quisiera poder comentarte algo, si te parece bien , esenia_1@hotmail.com... me gustaría invitarte si puede ser .

Saludos llenitos de esencia.